Leones, hienas y corderos


Año: 2014
Idioma: Castellano
ISBN: 978-84-942306-0-8
Páginas: 1060
Editorial: Ediciones Fauco
Precio: 24.95€
Formato: Rústica con solapas
Depósito legal: B 4201-2014


Book Trailer


Rocco Sentmenat es un joven inexperto e inseguro que se embarca en un proyecto profesional que le cambiará la vida para siempre. Supone una inmensa oportunidad, debido a que está relacionado con el nacimiento de un nuevo mercado: el outsourcing de ventas, que nace tras la ruptura del monopolio de las telecomunicaciones y en España ha atraído a millones de personas a lo largo de los tres últimos lustros.

Sentmenat forma parte del grupo NUON a través de la empresa Protraing. Su máximo dirigente, Efrén Bermejo, apuesta por el futuro del chico y comienza a formarlo con la esperanza de que le haga ganar mucho dinero. Protraing diseña una filosofía de empresa basada en los intereses corporativos más obscenos de Bermejo su líder supremo. Se caracteriza por el control, la presión, la coacción, la explotación, el engaño y el abuso de sus activos comerciales.

Rocco Sentmenat no comulga con el modelo de empresa que promueve Protraing y se manifiesta abiertamente en su contra.El ambiente que se respira en la empresa es absolutamente sectario. Nadie se atreve a cuestionar la filosofía impuesta por el líder supremo de la entidad. Nadie a excepción de Rocco, quien toma la decisión de diseñar y escribir un sistema comercial alternativo con la finalidad de tratar de cambiar las cosas en la empresa en la que colabora.

El título de la novela hace referencia a los tres perfiles profesionales que, según su autor, imperan en el mundo del outsourcing:

  • Los leones son los triunfadores; los que nadan contracorriente y consiguen lo que desean. Representan la seguridad, la determinación y, en ocasiones, también el exceso de orgullo y de vanidad.
  • Las hienas se adhieren a los leones con el único propósito de sacar algún provecho y, lo hacen, pasando por encima de quien haga falta, con independencia de quién sea. Simbolizan la maldad y la codicia.
  • Los corderos son los que se limitan a dejarse llevar por el rebaño. Representan la bondad, la inocencia y la ingenuidad.